26 de diciembre de 2007

this is not kosher!

Tenía tanto tiempo sin postear en mi blog, pobrecito, jiji, la neta si me arrepiento, pasaron tantas cosas este semestre que me hubiera gustado registrar para la posteridad, pero bueno a pesar de que no lo hice en su debido momento trataré de recordar todo lo que pueda y escribirlo aquí:

Primeros días de Agosto: El Harry se vino a Monterrey conmigo, nos quedamos en el depa de Viole, y el sábado fuimos al Uma, el Harry got lucky simple y llanamente porque tenía su bigote a la Zapata, ese fue su pegue.

Ya entrado el mes las clases parecían algo prometedoras, empiezas a notar a las chicas guapas de cada clase y al mismo tiempo armas tu lista mental de las prospectas para el semestre: Anahí, Alicia, Chiara... Siempre un poco inalcanzables, es mejor así, menos pedos reales, sólo pedos mentales.

La ex sigue latiendo en el púlpito del corazón vintage, "es muy poco de amor
sólo una vez por semana". A una proporción o ratio de 62 : 11 los mensajes implica que por cada 5.6 mensajes que te mandé me mandaste uno, lo cual podemos traducir en que tuve casi cinco veces más interés que tu en hablar...

Las clases empezaron a apretar, y las empleos esporádicos comenzaron a aflorar aquí y allá, dejando generosos ingresos por lo que puedo presumir que no pasé hambres este semestre, que pude fumar a mis anchas y nunca tuve que comprar boots o delicatessen, pude fumar sendos cigarrillos como el Señor manda.

El primer caurto del semestre fue un periodo Violettario, pero bueno siendo los escorpiones que somos, literalmente, siempre tenemos rencillas (no se porque siempre me suena a masilla entre los dientes, giuuu) intermitentes, pero luego siempre morimos para renovarnos como pasó en el último cuarto. La segunda parte y abarcando aún la tercera fue un periodo de Alexis y Sosa, pasé buenos tiempos con ellos y lo disfruté. Paralelo a esa época también comencé a llevarme un poco más con Marcia.

En algún momento durante estas estancias temporales en los círculos que frecuento ocurrió el concierto de The Rapture, el cual realmente fue poco impresionante, to say the least. Ahí andaba Regina, es la única vez que la he visto, esa nena es como un ángel, es transparente pero llena de misterio a la vez, impecable pero tiene el color de la felicidad en la pupila.

Otro evento de gran magnitud fue mi cumpleaños, que realmente sentí muy incómodo, no quería pasarlo en el Sirloin, pero de alguna manera se convirtió en una tradición, es el tercer año que lo celebro ahí, pero también fue el último, de los cuales sólo al primero me acompañó ex señorita de woolfolk. Para el festejo de Halloween asistí a la fiesta en casa de Miri con los dos cuates del d.f. que jamás volveré a ver, en esa fiesta andaba Toñetas, y fue donde conocí finalmente al amor de Miri: Swaney Todd, muy bonita por cierto, e com seios grandes.

Daft Punk fue otro de esos eventos que realmente debí haber disfrutado y no lo hice, quizás por el cansancio, quizás porque me hacía falta algo o alguien con quien compartirlo. Ahí andaba Alicia, ella me consiguió los boletos.

No recuerdo bien como fue que ocurrieron los eventos posteriores, pero llegaron los finales y literalmente viví en CDES por más de dos o tres semanas, conocí gente, conviví, comimos, dormimos, fumamos, lloramos, apestamos, desayunamos, fumamos, aprendimos, peleamos, fumamos, reímos y desaparecimos.

Fue una de esas locas semanas que recuperé lo poco que tenía de amistad con Tonhinho Carotone, fue divertido el comienzo, conocer chicas, la fiesta de Amanda, la cruda moral, y los daños colaterales, pero a la vez reafirmar mi autoestima al saber que sí soy un tipo simpático, con carisma y nada mal parecido, y borrachito pues más de todo eso.

Casi al final, el día de la pre-posada del trabajo fue que ocurrió aquella inolvidable anécdota de compasión humana: Edgar. Un muchacho epiléptico que viene de un rancho cerca de Reynosa, vive solo y casi no tiene amigos. Nos tocó atenderlo mientras tenía un ataque de epilepsia, fue algo muy raro, y ahí pude ver la bondad de Lori, y un poco más. :)

Lo demás es historia, la Navidad ya pasó, y he comido como cerdo, pero no he engordado sustancialmente, y espero que así siga.

Tania: 62 mensajes y no-se-cuantas llamadas después, no entiendo como puedes mandar al demonio a alguien con tanta frialdad, pero a pesar de ello tengo nuestra foto de fondo en mi mp3 player.

Veremos que nos depara el Año Nuevo, seguro viene dotado de muchas chicas, dinero, éxitos personales, comida, y el dulce sabor de saber que tienes la razón.

3 comentarios:

Quantum Machina dijo...

Kike, que chido testo, me gusta el final.. siempre ellas tienen la razón, cierto? espero que este año te sea de lo más pleno, te deseo lo mejor. Empezamos con buena vibra, y terminaremos igual :)
Un beso.

Complot dijo...

Tengo serios pedos:

Me cae mal la gente cool

y tu eres cool

pero me caes bien

que pedo?

Nerdest dijo...

A una proporción o ratio de 62 : 11 los mensajes implica que por cada 5.6 mensajes que te mandé me mandaste uno, lo cual podemos traducir en que tuve casi cinco veces más interés que tu en hablar...





te entiendo completamente!!!
pinches mujeres son todas iguales, sniff :(



saludOs