31 de enero de 2007

Gone for good...

Y se preguntaba, ¿Porqué todo le seguía recordando a ella? Absolutamente todo, desde el acto de ver una película, o lavarse los dientes, cocinar espagueti, caminar a la escuela, fumar un cigarro, escuchar música, todo estaba intrínsicamente ligado de alguna manera. Era como si las fibras hubieran sido reconstituidas por otro adn, para permitir una degeneración constante de las células. Y se volvía a preguntar si aún la amaba.

2 comentarios:

Carlos Mal Pacheco dijo...

Hey rooms, tu escribiste "esa onda"?

porque no esta nada nada mal...

Tambien estoy escuchando la cancion... Chingona.

chocolate dijo...

hagamos un club..

amm .. pero creo que ya tienen uno.